Cada euro de centros de empleo especial y ocupacional genera retornos de más del triple

Además de que Invertir en empleo e integración socio-laboral para personas con discapacidad genera altos retornos económicos y sociales, las conclusiones de estos estudios resaltan quea plicar sistemas de medición del retorno global en políticas sociales refuerza su legitimidad y contribuye a mejorar su diseño, aplicación y evaluación.

Tales estudios aconsejan también ampliar los apoyos e incentivos públicos en la creación de empleo para las personas con discapacidad, contando con los centros especiales y ocupacionales como recursos esenciales. Igualmente, recomiendan introducir en los marcos legales y presupuestarios los sistemas de medición del retorno social, económico y medio-ambiental, como un activo básico por la Sostenibilidad Global, así como incentivar la aplicación de la medición del impacto en todo tipo de inversión pública. (por ejemplo: como requisito en determinados contratos públicos).

Ecodes y Alter Civites están realizando estos análisis en otras entidades y proyectos de intervención social. La primera lleva más de 20 años ayudando a todas aquellas entidades, empresas y administraciones que quieren avanzar hacia la sostenibilidad. Alter Civites es una empresa de consultoría social, orientada a crear y desarrollar valor y calidad de vida para las personas, las organizaciones sociales y la sociedad, desde un claro compromiso social.

Ambas organizaciones llevan dos años trabajando conjuntamente para ayudar a las entidades sociales que gestionan proyectos de acción social a visibilizar el valor creado por estos proyectos. De esta manera, se puede conocer mejor el trabajo realizado y los efectos que generan sobre la sociedad.

El SROI – Social Return on Investment – es una metodología de análisis del retorno social de las inversiones, iniciada en San Francisco en los años 90 y desarrollada en Inglaterra después, que pone en valor y monetariza los beneficios de carácter económico, social y ambiental de cualquier inversión. Esta línea de análisis está fuertemente implantada en países como Gran Bretaña, que la aplica a las inversiones de la Administración Pública. Un ejemplo de ello lo encontramos en el proyecto de construcción de una nueva pista de aterrizaje del aeropuerto de Heathrow, que se sometió a un análisis SROI, o la ampliación del aeropuerto de Sidney, en Australia, que también pasó por un estudio similar.

Para las entidades sociales, el SROI es un útil instrumento que permite medir y cuantificar el valor generado por estas organizaciones con los fondos que reciben de Administraciones Públicas o de donantes privados.

En el contexto de crisis en que vivimos es importante reflexionar sobre la importancia de analizar el destino del dinero público y considerar cómo, algunas aportaciones de la Administraciones, son una inversión que revierte en valor económico y social.

Ecodes analiza la responsabilidad social de más de 160 empresas cotizadas de 19 países, entre ellas Telefónica, Banco Santander, BBVA, Iberdrola, Repsol, Acciona, FCC y las demás del Ibex español, así como otras grandes empresas de todo el mundo como GDF Suez, AIG, Morgan Stanley, Barclays o HSBC.

Fuente:

ver todas las noticias